BITÁCORAS
IMAGINARIAS

¿Cuándo nace o se hace un artista? 
Diálogos creativos entre Enrique Lihn niño, y otros niños y niñas de dos escuelas públicas de Santiago.

Objetivo del Proyecto:

Motivar y validar procesos y productos artísticos creados por niñas y niños preadolescentes, a partir del encuentro con la obra de Enrique Lihn, realizada cuando tenía esa edad.

 

Saber si una persona nació o se hizo artista, supone que haya tenido, al menos, el espacio de validación para desarrollarse en sus procesos expresivos de manera abierta y fluida. No obstante, parece prevalecer la idea que los sujetos de esa validación, llegaron a ser artistas en la adultez, como si el arte fuera cosa de gente grande y sofisticada. Lo paradójico es que en los campos de la sicología y la educación se ha reunido suficiente evidencia para probar que es en la infancia cuando las personas, sin distinciones, alcanzan sus mayores potenciales de apertura y fluidez artística.

 

Enrique Lihn (1929-1988), que de adulto se caracterizó por su versatilidad para transitar sin restricciones entre la poesía, la pintura, el teatro, la performance, entre otras disciplinas, también fue un niño inquieto artísticamente, por lo mismo la Fundación que lleva su nombre ha querido generosamente poner a disposición dos “bitácoras imaginarias” creadas por él en su infancia, que serán referentes para motivar la expresión de otros niños y niñas de la misma edad, estudiantes de dos escuelas de Santiago. 

El siguiente cuadro resume las etapas y componentes que se desarrollaran en las escuelas Estados Unidos de Lo Prado y Juan Moya de Ñuñoa:

Proyecto financiado por el Fondo de Fomento del Arte en la Educación (MINCAP) que se debe ejecutar entre agosto de 2020 y mayo de 2021.